En nuestro día a día estamos rodeados de plástico, pero también de alternativas, muchas de ellas innovadoras.

A simple vista, si nos fijamos en nuestras prendas de vestir, la mayoría están compuestas por fibras sintéticas. Fíjate en la ropa que llevas puesta ahora mismo, ¿a que te hemos pillado? A través de la lavadora o el aire estos compuestos acaban en la mar, con los consiguientes problemas que causan a la vida marina.

Aquí os dejamos algunas ideas: