El Origen

Soy Manu Pérez, un ex-trabajador y apasionado de la mar (la gente de mar consideramos al mar como nuestra madre, por eso nos referimos a ella en femenino). Durante los últimos años he vivido cómo aumentaba la presencia de plásticos flotantes y sumergidos en la mar. Éstos son sólo los que podemos ver a simple vista, pero también existen los llamados microplásticos, imperceptibles para el ojo humano y muy peligrosos para la vida marina.

Después de un viaje a Indonesia, me decidí a iniciar esta aventura. Simplemente tenía que hacerlo. Indonesia me hizo darme cuenta de que la sociedad está haciendo demasiado daño a la vida marina: el turismo irresponsable, los plásticos de un sólo uso, la mala gestión de los residuos, la educación equivocada, etc. Estamos acabando con la mar y sus habitantes, y quiero aportar mi granito de arena para que esto pare y al menos tener la esperanza de dejar un planeta más sano a los que vendrán.

A pesar de que mi pareja y yo estamos concienciados de vivir una vida más ecológica y sin plástico, se nos planteaba un problema a la hora de llevarlo a la práctica. En el comercio cercano nos resultaba complicado encontrar determinados productos de uso cotidiano que fueran reutilizables, ecológicos y libre de plástico inútil.
Por ello estoy dispuesto desde “antiplastic” a aportar soluciones a una sociedad cada vez más concienciada en vivir una vida respetando y amando la naturaleza.

Hay muchas causas por las que luchar y yo tengo un sueño, con vuestro permiso, voy a luchar contra el plástico, debido a mi pasión por la mar y sus habitantes, sin olvidar que todo empieza en tierra.

Quiero pensar que mi sueño de vivir sin plástico debe ser el de toda la humanidad porque es una necesidad urgente para la sostenibilidad de nuestro planeta Tierra.

Encantado de conoceros. Os animo a embarcaros conmigo en esta travesía.

Un saludo y buena proa.